Chanel face

4 Consejos para que las marcas de lujo desarrollen una buena estrategia Social Media

Posted on 17 noviembre, 2013 · Posted in Facebook, Google+, Inicio, Instagram, Pinterest, Twitter, Youtube

Dolce Gabbana-

Situación de partida: somos una marca de lujo. Tenemos enamorados a millones de fans de todo el mundo, seguidores incondicionales que puedan o no permitirse comprar nuestro producto, aman y desean cada una de nuestras creaciones. Somos una marca de prestigio que está en las redes sociales para construir marca, para tener visibilidad, para tender puentes que nos acerquen a esos fans. Solo por ser quienes somos, por la dimensión conseguida con los años, ya tenemos garantizados miles, millones de seguidores. Eso es lo que somos y estos son algunas recomendaciones para que nuestra presencia en Social Media no solo sea una pata más de nuestra estrategia de marketing, sino que constituya una manera verdaderamente eficaz de crear vínculos efectivos y afectivos con nuestro mejor aliado: nuestros admiradores.

1. Interactúa con quien te sigue. Ya comentábamos en el post anterior ¿Interactúan de forma adecuada las marcas de lujo con sus fans en Social Media? que las grandes firmas en general no dialogan con sus seguidores en las redes sociales. Es cierto que cuando se tienen millones de fans capaces de generar un centenar de comentarios a los tres minutos de haber subido una foto, es abrumador tener que leerlos todos y contestar, pero lo cierto es que es precisa la interacción. No se trata de darle al ‘me gusta’ en cada comentario. Ni siquiera de replicar a cada uno de ellos, pero sí de hacer una selección mínima de comentarios de fans que requieran respuesta. Si uno de los fuertes de las marcas de lujo es la atención exquisita e impecable al cliente, ¿por qué cuando el potencial cliente, aunque sea aspiracional, está en Social Media se le ignora tanto?

2. Recompensa a tus fans. Y si es con tu producto, mejor. Los estudios indican que los usuarios de redes sociales escuchan gustosos el mensaje de las marcas e interactúan si reciben algo a cambio: información de valor, descuentos, promociones, ventajas… La mayoría de las grandes firmas apuestan por premiar a sus seguidores con imágenes inéditas, fotografías de back stage o acceso en condiciones privilegiadas a ciertos contenidos (por ejemplo, a imágenes de presentación de colecciones en pasarela o de ciertos eventos). Por el contrario, son reacias a recompensar con lo que el seguidor más valora de una marca: su producto. ¿Se pierde exclusividad si se sortean en las redes sociales un par de bolsos al año? Personalmente, no lo creo.

Las firmas de lujo más ‘generosas’ con sus seguidores suelen estar vinculadas al mundo de la belleza: cosméticos, perfumes…, cuyo producto es, está claro, mucho más económico y en general, más accesible. Por eso es mucho más habitual que se sortee entre los fans cuando se lanza una nueva crema, por poner un ejemplo.

3. Generemos estrategias específicas para cada red social. Si estamos en Facebook, en Twitter, en Pinterest, en Instagram, en Google+ y en YouTube, aprovechemos bien las posibilidades y fortalezas de cada plataforma para ofrecer contenidos diferentes. Muchas grandes marcas se limitan a postear el  mismo contenido en todas las redes en las que están (un ejemplo, los contenidos de Chanel en Facebook y Twitter). Es más, lo hacen con la misma estrategia de publicación: mismo número de posts al día, horario similar… Obviamente, una buena foto de un artículo o de un evento, por poner un ejemplo, tiene mucho recorrido y es lógico que la compartamos en todas las redes, pero ofrezcamos también contenidos específicos para cada plataforma.

4. En relación con lo anterior, conozcamos bien al perfil de usuario de cada red social para ofrecerle la versión más interesante para él de nuestra firma o producto. El usuario de Twitter o de Instagram es más joven que el de Facebook; las mujeres tienen mucho más peso en Pinterest que los hombres, y en Google+ hay mayoría masculina. Planteemos nuestra estrategia, con sus tácticas y contenidos, teniendo siempre en mente las peculiaridades de nuestro seguidor en cada plataforma.

En definitiva, no se trata de estar en redes sociales por estar, ni siquiera teniendo asegurado un elevadísimo número de seguidores. Tampoco se trata de repetir lo mismo en cada plataforma sin más consideraciones. Pensemos siempre en el usuario, en el seguidor. Esto debe ser así para toda marca o negocio, y también para las firmas de lujo.

¿Estás de acuerdo? ¿Añadirías o quitarías algo?